lunes, 30 de diciembre de 2013

CAPITULO DÉCIMO SEGUNDO

Recordatorio de siempre: los pensamientos son < > , las frases en voz alta << >> , y la escena del flashback * * .



TRIUNFOS Y FRACASOS


“Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que torna la vida interesante” 

Paulo Coelho

<<¡¡¡NO ME IMPORTA LO QUE DIGAS!!! YA NO ME IMPORTA ¿ENTIENDES? , ¡SE TERMINÓ! , ¡SE ACABO! >> Violet escupe las palabras con rabia a la pantalla de su portátil, del otro lado de esta se puede observar el rostro pálido de un chico con ojos oscuros y el cabello negro atado hacia atrás con una cola de caballo. <<¡¡¿ESTO ES  LO QUE QUIERES?!! ¡BIEN! PERO TÚ LO QUISISTE ASI, LUEGO NO VENGAS CON EL CUENTO QUE TODO FUE MI CULPA, TÚ Y TU ESTÚPIDO  DESEO DE CONTROLARLO TODO. ADIOS >> William dice su última palabra y corta la video llamada. Solo se escucha el sonido hueco del vacío en la habitación. Violet se sienta en la cama sin saber qué hacer, no tiene ganas de llorar ni de gritar. Apaga su móvil y se recuesta en la almohada…<se acabó>, se repite una y otra vez mentalmente, como si no lo creyera aún.

El semestre está ya muy avanzado, los parciales finales se acercan creando en la mayoría de los estudiantes una creciente preocupación. En el caso de Violet el “estrés” siempre le juega malas pasadas, cuando aparece también trae consigo problemas de todo tipo, < ¡como si no fuera suficiente con tener que preocuparme por mi abuelo!... No, claro que no, William siempre pone su granito de arena, y hace que me sienta peor… ¡Pero esto fue su culpa, el me oculto todo y ahora resulta que yo soy la mala! > piensa recostada en su cama. Es sábado por la tarde y quedo de verse con Blanca para ir a la ciudad y comprar los regalos de navidad para sus familias, también invitaron a Luna y a Frank pero la primera les dijo que tenía mucho trabajo ahora que era ayudante del maestro, ella y ese chico con rasgos asiáticos… < Creo que se llama Hiroki, pasan mucho tiempo juntos, sinceramente no creo que el chico busque solo amistad… pero espero que  Luna no esté pensando en corresponderle, los noviazgos solo traen dolores de cabeza…que William espere sentado si piensa que lo llamaré >. Violet sabe que aunque salga con sus amigas y se distraiga en otras actividades no podrá sacarse de la cabeza la discusión con su novio, últimamente las discusiones se han vuelto muy comunes en su relación, comienza a creer que las relaciones a distancia realmente no funcionan.

Se levanta de la cama y se dirige al baño para lavarse la cara, luego se maquilla y se dispone a salir de su habitación hacia la entrada de la facultad en donde ya debería estar Blanca esperándola.

Al llegar al lugar no hay muchas personas caminando por los alrededores, imagina que todos deben estar haciendo compras de navidad. Sube el cierre de su chaqueta hasta su barbilla porque el viento sopla con intensidad y mira a ambos lados pero nadie aparece, recuerda que su celular está apagado y no tiene intenciones de encenderlo bajo ninguna circunstancia, pero luego se da cuenta que también podría recibir llamada de su madre para infórmale sobre la salud de su abuelo; presiona el botón para encender su celular y mira la hora, < 15 minutos tarde y ni Blanca, ni Frank a la vista… es perfecto, es uno de mis días favoritos > piensa con sarcasmo mientras se sienta en una banca a esperar.

La soledad y el silencio hacen que su mente vuele de nuevo a Canadá, piensa en sus hermanos menores y la cara de felicidad cuando vean los regalos bajo el árbol, sonríe pero momentáneamente, su sonrisa se apaga poco a poco… < el abuelo>, sus abuelos viven en su casa pues están bastante ancianos para vivir solos y su madre es la hija menor, incluso en sus memorias más antiguas aparecen sus abuelos, siempre alegres con una  mirada bondadosa y una palabra de cariño, los quiere a ambos pero tiene una relación especial con su abuelo. Fue el quien la consolaba siempre que su padre se iba de viaje, y cuando finalmente se separó de su madre fue el quien le regalo aquel primer cachorrito y le dijo que lo cuidarían entre los dos. En muchos sentidos fue un padre para ella, siempre fuerte… y ahora tan débil, había sufrido una caída unos meses atrás,  eso le conllevo a una fractura de cadera que lo había inmovilizado.

Su atención busca centrarse solamente en uno de sus problemas, pero no lo logra, pasaba con brusquedad de su abuelo a las asignaturas que se le hacían difíciles  y no quiere reprobar, y luego a William. William que es su pilar, el que se mantenía cuando todo lo demás parecía tambalear… aún recuerda la forma graciosa en que lo conoció, lo nervioso que él estaba en su primera conversación y como le pidió un beso segundos antes de pedirle que fuera su novia. Los problemas que habían afrontado juntos y los momentos románticos que jamás podría olvidar… pero todo eso ahora no importaba, porque él había decidido mentirle, Violet se pregunta si no estará exagerando… pero las últimas palabras que él pronuncio resuenan como eco < “TÚ Y TU ESTÚPIDO  DESEO DE CONTROLARLO TODO” >. Eso es lo que realmente pensaba, y no se escuchó como algo del momento, si no como algo que pensaba desde hace mucho pero no le había dicho. Entonces tiene ganas de llorar, pero no permite que eso pase, respira profundo y suelta el aire justo en el momento en que Frank llega. Sonríe hasta que ve la silueta tras de él…